in English
中文

Emergia Partners. Asesoramiento de calidad sobre mercados emergentes

BoletínNoviembre 2010

Inscribirse para recibir nuestro Boletín mensual por email

Cambio de capitán pero con el mismo rumbo en Brasil

La victoria electoral de Dilma Roussef deberá consolidar un modelo económico y social que se ha convertido ya en referente de muchos otros países. El “modelo Lula” combina políticas industriales que recuerdan a las de Asia Oriental con una activa política social, que ha ampliado la clase media brasileña del 32% al 52% de la población en siete años.

Lula también ha intensificado las relaciones de Brasil con mercados emergentes. Las empresas chinas, por ejemplo, han comprometido ya inversiones de hasta 10.000 millones de dólares, con proyectos emblemáticos como la futura fábrica de Chery cerca de São Paulo, que producirá unos 170.000 vehículos al año. La reciente alianza entre Repsol y la china Sinopec es también un buen ejemplo.

Dilma Roussef

Por otro lado, con cuatro ministros y 12 millones de brasileños de origen árabe, Lula también intensificó las relaciones con aquellos países. Brasil es ya el sexto fabricante mundial de automóviles y las empresas de componentes deberían estar presentes en este mercado. La alimentación y la tecnología relacionada con el mundo audiovisual son otros sectores importantes, como lo son también las infraestructuras. El Plan de Aceleración del Crecimiento prevé invertir 400.000 millones de dólares en infraestructuras entre 2007 y 2014.

El capital renace en Oriente Medio tras el acuerdo de Dubai World

Dubai

La actividad financiera en Oriente Medio se está reactivando con fuerza después de que el grupo Dubai World se garantizara un acuerdo con sus acreedores unas semanas atrás. El brazo inversor del emirato de Dubai había estado negociando durante más de un año dicho acuerdo, que afecta a sus 24.900 millones de Dólares en deudas.

Con una próxima solución a la suspensión de pagos más sonada de Oriente Medio, el capital vuelve a fluir en la zona.

Tras la suspensión o retraso en muchas salidas a bolsa, los mercados de renta variable de la región empiezan a observar nuevos anuncios de OPV, como los de Aluminium Bahrain (Alba) o Q-Invest. Por su parte, los instrumentos financieros islámicos no han dejado de crecer, con el volumen total de emisiones de bonos islámicos o Sukuk alcanzando los 14.000 millones de Dólares en el primer semestre de 2010.

Sin embargo, el peso de las emisiones de Oriente Medio sigue muy por detrás del de Malasia. Recientemente, Qatar Islamic Bank logró 750 millones de Dólares con Sukuk y la nueva refinería de Total-Aramco en Jubail (Arabia Saudita) prevé colocar más de 1.000 millones de dólares en estos bonos, demostrando la recuperación del mercado en Oriente Medio.

Las finanzas islámicas ganan fuerza en todo el mundo

Tras celebrar su primera cumbre sobre finanzas islámicas en junio de 2010 en Madrid, España se ha sumado a los países occidentales interesados en esta nueva forma de capital. Con los mercados tradicionales de crédito agotados y sus instituciones financieras intervenidas o bajo reestructuración, los países occidentales miran ahora a las emergentes finanzas islámicas como fuente de capital. Después de que Reino Unido y Francia tomaran la iniciativa en este campo, España aspira ahora a convertirse en una plataforma para las inversiones islámicas hacia el sur de Europa y América Latina.

En términos globales, las finanzas islámicas alcanzarán los 2 billones de dólares en activos a finales del año.

Dubai

Mientras Australia considera efectuar cambios fiscales para facilitar la emisión de Sukuk (bonos islámicos), Kazajstán y Nigeria prevén efectuar sus primeras emisiones de este tipo en unos meses. Incluso una empresa británica de tamaño mediano se convirtió hace unos meses en la primera de este tipo en obtener 10 millones de dólares a través de una estructura financiera islámica, demostrando que se trata de una alternativa real para captar recursos incluso en Occidente.

-